INICIO / Columna / La Señal…

La Señal…

Tonatiuh Rangel Tovias

Para la madrugada del lunes 2 de julio del terrible 2012, el equipo que apoyó a Edgar festejaba el triunfo como presidente municipal electo en la huerta por la calle Gómez Farías; era alegría para el priismo. Pasarían 41 días de haber sido electo cuando Edgar Morales y Juan Francisco Hernández Colunga, fueron asesinados en la calle San Luis cerca del Club de Leones la madrugada del 12 de agosto, a 50 días de la toma de protesta como presidente constitucional. Hernández Colunga fue director de Desarrollo Social durante el trienio de José Everardo Nava Gómez, mientras que Edgar Morales, figuraba como subdirector. Ambos habían nacido en el mismo mes y el mismo año, muriendo justamente en la misma camioneta en que fueron abatidos a balazos. El primer regidor de mayoría de la planilla de Edgar Morales, sería Héctor Fermín Ávila Lucero, y tras los fatales acontecimientos, la mañana del 1 de octubre por decisión de Cabildo, Héctor Fermín protesta como presidente sustituto y surge el eslogan de su gobierno: “Gobernar con Moral es el Compromiso”. Francisco Vázquez Chávez, protestaría posteriormente como primer regidor con Ávila Lucero, de quien espero su pronta recuperación. Hace 4 años, Matehuala quedó mudo por  la muerte de dos jóvenes y prospecto para Matehuala. Y pasarían tres años más sin resolver el complejo funcionamiento parquímetro.  Everardo Nava, cuando vino a Matehuala como diputado, no se imaginaría que tendría dentro de su segundo cargo como presidente,  la millonaria deuda. El 18 de octubre del 2010, un mes muy polémico por los parquímetros, orilló a los diputados Oscar Villegas, Arnulfo Hernández, Alfonso Castillo y Everardo Nava, a reunirse en la Plaza Juárez, donde el número de inconformes aumentó y nada se consiguió, y es fecha, porque solamente el amargo recuerdo sigue cuando ese 12 de agosto, Matehuala sintió la sombra del terror…  Después del balazo, la recomendación. Y es que la Comisión Estatal de Derechos Humanos formuló la recomendación hacia Mónica Liliana Rangel Martínez, titular de la Secretaría de Salud, debido a la supuesta e  incorrecta atención médica realizada en Hospital General de este municipio. Esto porque una mujer fue víctima de la quemadura  en una pierna, además de que no le fue correctamente atendida la herida. Ella acudió al Hospital General  donde se le practicó una cesárea y al terminar la intervención quirúrgica le dijeron que había sufrido una quemadura en una pierna, la que no necesitaba curaciones y solamente que se lavara con agua y jabón. Esa quemadita fue debido a que el equipo de quirófano era nuevo y el personal médico no sabía cómo utilizarlo, así de sencillo, así de fácil. Algo parecido a la lesión que se hiciera con la pluma-pistola, la titular de la Secretaría de Salud, no quedó en nada…Federico Garza Herrera, el abogado del estado, dice que no hay por qué alarmarse con el tema de las ejecuciones en la Huasteca, que no pasa nada. Algo así como minimizar la situación. Entonces no hay por qué alarmarse, si apenas van como unas seis ejecuciones, la alarma podría venir cuando ya no encuentren a quien ejecutar, digo.