INICIO / Noticias / locales / SAPSAM RECOMIENDA PROTEGER INSTALACIONES HIDRÁULICAS
fotocampañainv

SAPSAM RECOMIENDA PROTEGER INSTALACIONES HIDRÁULICAS

El Organismo Operador, a través del departamento de Cultura del Agua,  recomienda proteger las instalaciones hidráulicas para lo cual proporciona algunos consejos básicos para evitar incidencias como consecuencia de las bajas temperaturas previstas para esta temporada, y que puedan afectar a las instalaciones interiores y exteriores así como el medidor.

La sensación térmica en esta zona podrá variar entre los diferentes momentos  de la llegada de esta  temporada invernal, que se pronostica muy frío, llegando a registrarse hasta de -1 ° grados, lo que  representarían riesgos en las instalaciones.

El Organismo informa que las bajas temperaturas pueden causar incidencias principalmente en las viviendas aisladas o adosadas, si los medidores de agua o las tuberías exteriores  no están suficientemente aisladas, especialmente si su fachada está orientada al norte.

Entre las medidas se destaca la protección de tuberías exteriores, ya que en la mayoría de estas, al estar construidas  de cobre, con las bajas temperaturas pueden llegar a congelarse obstruyendo el paso del agua potable, y por consecuencia romperlas.

El  proceso simple, rápido y económico para cubrir el medidor y tuberías, únicamente se requiere de tela, papel, plástico o cualquier material que impida su congelamiento, además es recomendable también  la revisión de las  llaves y conductos internos, pues puede llegar a ocurrir una obstrucción que impida el adecuado flujo del Agua.

.Además, se debe comprobar que el  armario o caja donde se encuentra el medidor, esté en buen estado para evitar riesgos; en caso de congelación, no conviene forzar las llaves de paso. Si se detecta que la tubería presenta signos de congelación, debe aplicar aire caliente en la zona y proteger con aislante.

Si no se va a hacer uso del agua durante un periodo prolongado, otra medida habitual de prevención consiste en cerrar la llave de paso y vaciar las tuberías particulares para que no quede agua en su interior.

Una vez pasada la temporada invernal, SAPSAM, recomienda que se revisen las instalaciones interiores para comprobar que no hay fugas. Si visiblemente no se detecta fuga, es bueno controlar que el medidor no registra consumo de agua, asegurándose de que todos los grifos estén cerrados.

Si se observa una fuga de agua, es aconsejable que se realicen las reparaciones tan pronto como sea posible para evitar daños materiales y un consumo innecesario de agua; es preciso recordar que el mantenimiento de la instalación interior es una responsabilidad individual de cada usuario.